Cuerda pulsada

Pasamos ahora a los instrumentos de cuerda pulsada.   Como bien dice la palabra pulsada quiere decir que las cuerdas vibran con algo que las pulsa o puntea para producir sonido. Esto puede ser con los dedos o con un plectro.               El instrumento de cuerda pulsada más conocido es, sin duda, la guitarra clásica o española. Con seis cuerdas, posee trastes, quiere decir que los sonidos están divididos

Cuerda frotada

Esto último es el caso de los instrumentos de cuerda frotada que aquí vamos a tratar, con muchas similitudes por tener una raíz común, y por la importancia que desarrollaron históricamente, y que, por supuesto, se mantiene hoy en día: violín, viola, violonchelo y contrabajo.